Asistimos al Congreso Nacional de Innovación y Servicios Públicos

    La responsable de Seguridad Pública de FSC-CCOO, Manuela Oliva, acudió junto a Juan José Regatos al evento, que se celebró los días 3 y 4 de marzo.

    09/03/2020.
    Congreso de Innovación y Servicios Públicos 2020

    Congreso de Innovación y Servicios Públicos 2020

    La responsable de Seguridad Pública de FSC-CCOO, Manuela Oliva, acudió junto a Juan José Regatos los pasados 3 y 4 de marzo al Congreso Nacional de Innovación y Servicios Públicos (CNIS 2020). En las diferentes mesas, se habló sobre digitalización de la administración, recursos humanos, y formación, cibersegurtidad o big data, entre otras cuestiones. Estas son las más destacadas:

    • Respecto a la digitalización de la administración y el cumplimiento de las leyes 39/2015, de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y 40/2015, de Régimen Jurídico del Sector Público, que debe instaurar la administración electrónica.
    - No se va a cumplir con los plazos y la moratoria dada hasta octubre de 2020, esperando todo el mundo que se dé un nuevo plazo.
    - Preocupación por las diferentes velocidades de las administraciones, pero se valoran positivamente los avances realizados hasta la fecha y la aceptación de la ciudadanía.

    • Recursos Humanos, formación y puestos de trabajo:
    - Hay una preocupación compartida sobre la falta de personal en las administraciones públicas y la próxima jubilación de un porcentaje muy importante de las plantillas (entre el 30 y el 40% en los próximos 8-10 años). Cabe desatacar el pesimismo manifestado por el director del Centro de Desarrollo del Instituto Nacional de la Seguridad Social, ante la avalancha de nuevos pensionistas, con nuevas necesidades y sin personal para digerirlo.
    - Se manifiestan las dificultades sobre la legislación para aumentar plantilla con nuevos perfiles profesionales, reponer solo las jubilaciones sin modificar relaciones de puestos de trabajo y tipos de profesiones y competencias. Se ponen de manifestó conceptos nuevos como son “empleados públicos digitales”, “funcionarios de servicios de las administraciones“, conceptos no desarrollados que se avanzan como modificaciones necesarias en todo este nuevo proceso.
    - Existe una importante preocupación por la transferencia de conocimiento de las personas actuales con años de experiencia a las nuevas personas que se incorporan a la administración. Con algunas iniciativas interesantes de “Mentoree” reglado (Programa de detección de expertos en proceso de salida y acompañamiento al nuevo personal seleccionado para puestos de importante especialización) del Gobierno vasco.
    - Las Escuelas de formación de administración pública de las diferentes comunidades y el INAP plantean de forma incipiente una transformación del modelo de formación, abandonando trabajar a demanda y pasar una oferta ligada a las nuevas necesidades de los puestos de trabajo. Pero destacan las dificultades de coordinarse e imbricar tanto a los departamentos de Recursos Humanos, como a las diferentes áreas técnicas que implantan nuevos procedimientos o tecnologías. Es interesante el trabajo del Instituto Aragonés de Administración Pública. Se habla de la importancia de los grupos de trabajo interdisciplinares para la creación de conocimiento, la inteligencia colectiva y la concreción de soluciones eficaces ante problemas o gestiones que resolver.
    - Certificación de competencias frente a valoración de horas de curso. Se está impulsando un cambio (Castilla y León ya lo está implantando) sobre la formación en relación a los procesos selectivos, las promociones internas y las concursos de traslados, eliminando la valoración de puntos por curso realizado, pasando a un modelo de certificación de competencias sobre el puesto de trabajo. Donde las escuelas certificaran si un funcionario tiene esas competencias o no.

    • Aplicaciones informáticas y ciberseguridad:
    - Se valora positivo el avance realizado en el ámbito de la Estrategia Nacional de Ciberseguridad en los últimos 10 años, a pesar de las dificultades presupuestarias, pero se detectan muchos riesgos, porque un importante porcentaje de administraciones y organismos públicos no cumplen con las certificaciones establecidos, porque la percepción generalizada de que la ciberseguridad solo es responsabilidad de los departamentos informática y los TIC impide alcanzar los niveles de seguridad y prevención necesarios.
    • Smart Cities:
    - Se presentaron algunas experiencias como la del Ayuntamiento de Valladolid. La sensación es que la implantación real es bastante incipiente en materia de movilidad y acceso a los servicios.

    • Innovación o solo tecnología:
    - Salvo un proyecto conjunto de los ayuntamientos de Denia y Campello (“Hábitos saludables para personas más felices”, enfocado al bienestar social y de salud de las plantillas y su efecto en la mejora de los servicios públicos), la mayoría de la innovación se liga a las aplicaciones tecnológicas, dejando al margen la innovación en otros aspectos como: la distribución de espacios de trabajo y atención, organigramas y equipos de trabajo interdepartamentales y multidisciplinares, la prestación de servicios más allá de lo administrativo y normativo como Servicios Sociales, cultura, deportes, seguridad, educación, etc.


    • Colaboración público–privada:
    - Es una realidad que en materia tecnológica se plantea la colaboración con el sector privado como algo irremplazable. La evolución de dicha colaboración determinará si se mantienen un equilibrio manteniendo el control y la gestión de los procesos de forma pública con personal público.


    • Big Data y algoritmos: Se presentaron algunas experiencias:
    - La Seguridad Social en la detección de fraude utiliza ya algunos algoritmos que detectan comportamientos fuera de rango activando la inspección.
    - Firma de protocolo de colaboración entre los ayuntamientos de Gijón, Alcobendas, Leganés y Fuenlabrada para compartir actuaciones en materia de innovación, transformación digital y mejora de la gestión.
    - Las administraciones están siendo cada vez conscientes de la cantidad de datos que generan u obtienen y que su explotación puede ser la clave de políticas públicas y gestiones más eficaces. Hay que poner en valor su propiedad y bien común frente a la lógica de las corporaciones privadas y el mercado.

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.